¡Sacale provecho a tu motoguadaña STIHL!

Aprendé cómo arrancar su motoguadaña, qué combustible utilizar, cómo cambiar el equipo de corte y mucho más. Echale un vistazo a estos consejos.



USÁ TU MOTOGUADAÑA CON SEGURIDAD


Usar con seguridad una motoguadaña o un cortabordes debe ser una prioridad. Te recordamos las consideraciones más importantes para un uso seguro.


EL EQUIPO DE SEGURIDAD


Las máquinas como los cortabordes y las motoguadañas te permiten trabajar de forma más sencilla y eficiente, pero es fundamental utilizar el equipo de seguridad correcto y seguir las técnicas y hábitos seguros al utilizarlos. Utilizá siempre un equipo de protección cuando usés tu máquina. Desde gafas de seguridad, pantalla protectora para la cara, botas de seguridad y protección de piernas para desbrozadora. En el manual de instrucciones de tu motoguadaña encontrarás todos los detalles. Familiarizate con la máquina antes de utilizarla por primera vez y asegurate de que se encuentra en perfecto estado antes de cada uso. Acudí a tu agencia STIHL autorizada para preparar tu máquina antes del primer uso, y pedí consejos sobre el equipo de seguridad adecuado. Recordá que el equipo de protección personal no sustituye a los métodos de trabajo seguros.


NUNCA LA UTILICÉS EN ESPACIOS CERRADOS


Las motoguadannas generan emisiones tóxicas al entrar en funcionamiento. Estos gases pueden ser inodoros e invisibles, por lo que es importante utilizar la máquina al aire libre o en espacios interiores bien ventilados. Por tu seguridad, nunca utilicés la motoguadaña en un espacio cerrado, ni siquiera para tareas de mantenimiento. Revisá el área de trabajo, incluso donde pisás, ya que los terrenos irregulares y las plantas pueden representar un peligro de tropiezo. Cuando utilicés la máquina, tené en cuenta cualquier posible peligro de tropiezo en la hierba, como tocones de árboles y raíces.




MANTENÉ UN RADIO DE SEGURIDAD


Cuando trabajés con la motoguadaña, asegurate de que no haya animales ni otras personas, especialmente niños, en un radio de 15 metros, ya que existe el riesgo de que se produzcan lesiones graves por el impacto de piedras u otros objetos pequeños que puedan salir despedidos. Por el mismo motivo, debés mantener la misma distancia de seguridad con objetos como vehículos y ventanas durante el trabajo.






INSPECCIONÁ LA MÁQUINA ANTES DE CADA USO


• Comprobá que no haya fugas de combustible antes de empezar a trabajar y revisá especialmente las piezas visibles como el tapón del combustible. No arranqués el motor si has detectado fugas o daños, ya que existe riesgo de incendio, con el consiguiente peligro para tu seguridad y la de otras personas.


• Debés estar en condiciones de accionar el interruptor de parada de la motoguadaña a la posición STOP o 0. • Comprobá también que el bloqueo del acelerador y el acelerador se mueven con suavidad. El acelerador debe volver automáticamente a la posición de ralentí.


• La bujía debe estar bien sujeta.

• El equipo de corte debe estar instalado correctamente y en perfecto estado.

• Comprobá si hay daños y desgaste en los elementos de seguridad, como la protección del equipo de corte. • Si la protección está dañada o desgastada, debés sustituirlas.

• No modifiqués de ningún modo los elementos de seguridad de tu máquina. • Las empuñaduras deben estar secas y sin aceite ni suciedad. • Ajustá el arnés y las empuñaduras a tu estatura para que podás trabajar de forma segura.

• En caso de mal funcionamiento, acudí a tu agencia autorizada STIHL.



HACÉ LA MEZCLA DE COMBUSTIBLE PARA TU MOTOGUADAÑA


Tu motoguadaña de gasolina funciona con una mezcla de gasolina y aceite para motoguadaña STIHL. Utilizá la mezcla adecuada para mantener las máquinas en sus mejores condiciones durante muchos años.

En este video te mostramos cómo conseguir la mezcla ideal:



ARRANCÁ TU MOTOGUADAÑA STIHL


COLOCALA EN EL SUELO


Coloca tu motoguadaña en el suelo, de modo que descanse sobre la protección de corte y los soportes del motor. Asegurate de que el equipo de corte no toque el suelo ni ningún otro objeto, ya que podría girar al arrancar la máquina. Llená el depósito de combustible de la motoguadaña siguiendo el manual de instrucciones y retirá la protección para el transporte del equipo de corte. Asegurate de que no haya nadie en un radio de 15 metros. Asegurate también de que tus pies estén protegidos.


PULSÁ EL PURGADOR


Presioná el cebador de la bomba manual de combustible al menos cinco veces si todavía contiene combustible. Este paso reduce considerablemente el número de tirones de la cuerda de arranque necesarios para poner la máquina en marcha, lo que te facilita la puesta en marcha.




COLOCÁ CORRECTAMENTE EL STARTER


Si el motor de la motoguadaña está frío, el starter debe estar cerrado: girá la mariposa del starter a la posición de arranque en frío (hacia arriba).
 Si el motor está caliente, girá la mariposa del starter a la posición de arranque en caliente (en el centro). También debés utilizar esta posición si ya has arrancado el motor pero este todavía está frío.


TIRÁ DE LA CUERDA DE ARRANQUE


Con la mano derecha, tirá lentamente de la empuñadura de arranque hasta que notés la primera resistencia. A continuación, tirá de la cuerda de arranque rápidamente y con fuerza. Tirá hacia arriba lo más verticalmente posible. Asegurate de no tirar de la cuerda por completo. No dejés que la empuñadura de arranque retroceda; dirigila hacia atrás con cuidado para que la cuerda de arranque pueda enrollarse correctamente.


ARRANCÁ EL MOTOR


El motor arrancará y funcionará inicialmente de 5 a 7 segundos aproximadamente. Durante este periodo de tiempo, presioná brevemente el bloqueo del acelerador situado en la empuñadura multifunción y presioná el acelerador. Esto hará que la mariposa del starter salte automáticamente a la posición de reposo (hacia abajo) y el motor arranque al ralentí; no es necesario volver a tirar del cordón de arranque. Una vez que el motor esté al ralentí, la herramienta dejará de girar.

Si no conseguís acelerar durante los primeros 5 - 7 segundos, el motor dejará de funcionar. En este caso, debés colocar manualmente la mariposa del starter en la posición de arranque en caliente (en el centro) y tirar de nuevo de la cuerda de arranque hasta que el motor se ponga en marcha.


COMENZÁ A TRABAJAR


Levantá lentamente la motoguadaña del suelo, prestando atención para no presionar el acelerador accidentalmente. Ponete el arnés universal y enganchá la motoguadaña y utilizá ambas manos para moverla de forma segura mientras trabajás.




COMPROBÁ EL EQUIPO DE CORTE


La motoguadaña funciona con cabezales de corte que se pueden cambiar rápida y fácilmente según sea necesario. El estado del equipo de corte es fundamental para un funcionamiento suave de la máquina, por lo que debés revisarlo periódicamente como parte de la rutina de mantenimiento una motoguadaña STIHL. Es importante tener en cuenta que los diferentes tipos de cabezales de corte tienen diferentes requisitos:


Cabezales de corte con hilo (por ejemplo, AutoCut o SuperCut): abrí el cabezal de corte y comprobá que el hilo esté enrollado correctamente; los hilos no deben cruzarse entre sí. Si no están alineados correctamente, enrollá un hilo de corte nuevo original STIHL en el cabezal.


Cabezal de corte con cuchillas de material sintético (PolyCut): inspeccioná el cabezal de corte en busca de grietas. Estos signos de desgaste te indicarán cuándo debés renovar la cuchilla. Las tres cuchillas del PolyCut deben sustituirse siempre como un juego completo.


Cabezal de corte con cuchillas de metal (por ejemplo, una hoja para cortar césped o una hoja para triturar): comprobá su estado y si es necesario afilalas. Si están dobladas o rotas, debés cambiarlas.



Una vez finalizado el trabajo de mantenimiento de la desbrozadora de gasolina, limpiá la protección de la motoguadaña y el equipo de corte con un paño húmedo o un cepillo suave. Utilizá un limpiador multiusos en caso de tener suciedad resistente. Comprobá durante la limpieza que los componentes estén montados con firmeza y de forma correcta.


GUARDÁ CORRECTAMENTE TU MOTOGUADAÑA


Motoguadañas de gasolina: Vaciá por completo el depósito antes de almacenarla, desmontá y revisa la bujía.


Motoguadañas de batería: Retirá la batería y guardala por separado, desconectá el cargador de la corriente y guardalo por separado.


Cortabordes y motoguadañas eléctricas: Desenchufá el cable de la toma de corriente y limpiá a fondo la máquina.


• Limpiá la herramienta metálica.


• Almacená el hilo de corte de la motoguadaña en agua.


• Lo ideal es colgar la motoguadaña para almacenarla de forma segura y que ocupe poco espacio.