¡Hacelo vos mismo! Eliminá las malas hierbas de tu jardín

Las malas hierbas son molestas pero inevitables para los jardineros. Identificalas correctamente y enfrentate a ellas de manera temprana.



Cómo identificar malas hierbas


Tal vez hayás oído decir que una mala hierba es simplemente una planta que crece en el lugar equivocado y hay cierta verdad en esto. No existe una definición estricta de lo que es una mala hierba y muchas de las plantas a las que nos referimos como malas hierbas son muy valiosas como plantas silvestres o como indicadores en otros contextos. Por lo tanto, merece la pena identificar correctamente las plantas, por si descubrís alguna ventaja sorprendente en estas intrusas de tu jardín.

Para los jardineros domésticos, el término "mala hierba" designa a esas plantas no deseadas que crecen en el jardín o en el zacate. Son plantas silvestres que, por lo general, son extremadamente resistentes y se propagan rápidamente. Las malas hierbas más comunes también suelen resistir muy bien las temperaturas cálidas o frías, por eso a menudo parece imposible acabar con ellas por completo.


Muchas de ellas depositan semillas o tallos rastreros que permanecen inactivos dentro de la tierra y que germinan rápidamente (incluso décadas después) cuando al excavar las acercamos a la superficie.

Las malas hierbas crecen de dos maneras: se extienden por sus raíces, o bien, por sus semillas. Identificar el tipo de maleza de tu jardín te permitirá saber cómo se propaga y, por lo tanto, cómo eliminarla mejor.


Identificá y eliminá malas hierbas: Propagación por raíces


Las resistentes raíces de estas malas hierbas a veces tienen muchos metros de longitud y pueden extenderse por el jardín o por debajo de la hierba.



Al identificar las malas hierbas, es importante establecer los tipos de raíces y abordarlos adecuadamente. Triturarlas o cortarlas en trozos pequeños no las destruye y es probable que agrave el problema, ya que se crean muchos más puntos para volver a crecer. La única manera de deshacerse de estas malas hierbas de una vez por todas es sacarlas cuidadosamente de la tierra con sus raíces, preferiblemente, sin romperlas. Esta tarea es muy laboriosa, pero tiene la recompensa de disfrutar un zacate sin intrusos.


Propagación por semillas


Este tipo de mala hierba produce grandes cantidades de semillas, lo que significa que puede reproducirse rápidamente y a gran escala. El diente de león es un ejemplo clásico de maleza problemática que se extiende de esta manera.


El mejor enfoque a largo plazo para deshacerse de estas malas hierbas es debilitarlas eliminándolas y cortándolas repetidamente. La clave es atacarlas antes de que florezcan o, al menos, antes de que maduren las flores, ya que no tendrán oportunidad de reproducirse. No obstante, tené en cuenta que algunas malas hierbas de propagación por semillas, incluidos los dientes de león, también tienen raíces fuertes y pueden volver a salir a partir de las raíces que queden en el suelo.


¿Por qué tengo que eliminar las malas hierbas?


Porque, debido a su capacidad de recuperación y a la rapidez con la que pueden propagarse, compiten por los nutrientes, el agua y la luz con las plantas que cultivás o con el zacate de tu jardín. Así que, mientras que tus plantas y arbustos se han seleccionado cuidadosamente para crecer donde las condiciones son las adecuadas, las malas hierbas surgen y prosperan en cualquier sitio. Las variedades que eliges dependen del cuidado y del entorno adecuados para crecer, pero las malas hierbas son menos exigentes por lo que ganarán esta competición por los recursos. Además, también crecen con mayor rapidez, son más resilientes y pueden introducir enfermedades y atraer plagas. Por lo tanto, identificarlas es el primer paso para restablecer el equilibrio en tu jardín y, si se abordan de forma temprana, pueden eliminarse de forma permanente, sin utilizar productos químicos como herbicidas.


Cómo destruir y eliminar malas hierbas


Existen varias formas de eliminar las malas hierbas. El método más manual para eliminar malas hierbas del huerto es arrancándolas. Solo necesitarás ponerte unos guantes para protegerte las manos y comenzar a quitarlas. Sin embargo, esta técnica no es tan sencilla como parece: debés sacar las malas hierbas de raíz y no cortando solamente el tallo. Tenés que agarrarlas con fuerza y firmeza para que no se rompan y puedan salir por completo.

Si contás con un terreno con zacate podés dejarlo a una longitud de entre 5 y 8 centímetros para que esté saludable y fuerte. Entre más largo será menos susceptible a la aparición de malas hierbas.

Otro método es utilizar una motoguadaña como la STIHL FS 55 para pasarla por el terreno antes de que ocurra el desprendimiento de las semillas de las malas hierbas.


Realizá un trabajo sencillo con la motoguadaña STIHL FS 55


EN RESUMEN


• Las malas hierbas son plantas que se propagan rápidamente y no son bien recibidas en el zacate o el jardín.

• Por lo general, hay diferentes tipos de malas hierbas en el jardín y se clasifican según la forma de propagación: por semillas o a través de las raíces.

• Las malas hierbas que se propagan por semillas deben cortarse en una etapa temprana, antes de que puedan producir las semillas.

• Las malas hierbas que se propagan por las raíces pueden extenderse por una gran superficie y crecer a partir de pequeños fragmentos de raíces. La forma más eficaz de acabar con las malas hierbas que se propagan por la raíz es arrancarlas y eliminar sus raíces de la tierra.

• Cuanto mejor sepás identificar los tipos de malas hierbas, más eficaz será el método que utilicés para eliminarlas.

• Podés eliminarlas arrancándolas de raíz o utilizando la Motoguadaña STIHL FS 55.


¡Ahora disfrutá de tu jardín con las especies que elegiste para conservar!