¡Hacelo vos mismo! Construí un arenero para niños

Descubrí lo fácil que es construir un arenero o cajón de arena con unos cuantos troncos y listones de madera, y una motosierra.



Cómo construir un arenero para niños: un lujo para niños... y adultos


Si construís un bonito espacio de juegos para niños, ¡también ]estás creando un tiempo de desconexión para los adultos! Una arenero de madera es un práctico complemento de jardín que constituye, además, un entretenimiento fantástico para niños de distintas edades. Esto significa que las mentes más jóvenes tienen la oportunidad de liberarse mientras dan rienda suelta a su imaginación.

Como proyecto de bricolaje, un cajón de arena te convertirá en el juego favorito de los más pequeños. Hemos preparado lo que debés tener en cuenta antes de iniciar el proyecto, con un poco de maña y estas instrucciones paso a paso; aprender cómo construir un arenero para niños será pan comido.


Elegí la ubicación perfecta


Para este proyecto de bricolaje, debés reflexionar atentamente sobre dónde construir tu cajón de arena.


Tiene que estar en un lugar accesible y visible que permita tener a los niños vigilados. Un lugar cercano a una terraza, o ventana es perfecto para mantener a los pequeños en tu campo de visión y supervisarlos mientras juegan.

Lo ideal es que la zona para el arenero tenga horas de sol y también de sombra. Si no es posible, siempre puedes incluir una gran sombrilla a tu diseño para proteger a los niños del sol.



¿Construir un arenero DIY de piedra o de madera?


La elección del material para construir tu arenero depende de tus preferencias, habilidades y creatividad. Materiales habituales son neumáticos para tractores, pallets de madera, etc.

No obstante, si deseás construir una estructura a partir de materiales naturales, podés elegir entre piedra y madera. Ambas presentan ventajas y desventajas.


PIEDRA


Ventajas :

  • Visualmente atractiva

  • Resistente a la intemperie

  • Robusta

  • Larga duración

Desventajas:

  • Requiere una pared de apoyo para una mayor estabilidad

  • Frío al sentarse

  • Alto riesgo de lesiones


MADERA


Ventajas :

  • Resulta acogedora

  • Temperatura de confort constante

  • Sirve como banco

  • Fácil de construir

  • Las placas dañadas son fáciles de sustituir

Desventajas:

  • Vulnerable a la humedad persistente

  • Riesgo de astillas


Escojé las dimensiones correctas


La ventaja de construir tu propio arenero es que podés hacerlo del tamaño y forma que mejor se adapten a tus necesidades y al espacio disponible en tu jardín. Si tenés espacio en el jardín un cajón de arena más grande significa espacio suficiente para que los más pequeños de la casa inviten a sus amigos a jugar con ellos, por lo que el arenero que hagás podría convertirse en un pequeño miniclub.

En nuestro ejemplo, la hemos diseñado con un tamaño de 150 x 150 cm. Tu arenero debe tener una profundidad de al menos 30 cm para que los niños se diviertan a lo grande. Nuestro diseño en forma de foso también incluye asientos de madera para que jueguen más cómodo o para que los adultos se sienten mientras supervisan a los niños. Una vez terminado tu proyecto de bricolaje, solo tenés que llenarlo de arena apta para jugar y para disfrutar de tu éxito con los más pequeños.


Lo que necesitás:


Una vez que hayas hecho un plano con el diseño, podés empezar a construir tu arenero de madera. Nuestras instrucciones son para un diseño rústico independiente inspirado en una cabaña de troncos, por lo que este proyecto de bricolaje tan sencillo queda genial en cualquier jardín.


Estas son las herramientas y materiales que necesitás para construir un cajón artesanal de arena:


Lista de materiales

  • 13 postes o troncos redondos de madera con un diámetro de 10 cm

  • 2 paneles de borde plano, de al menos 20 cm de ancho

  • Tornillos para madera

  • Arena de juego

  • Asilante geotextil para caja de arena

Lista de herramientas

  • Motosierra

  • Grapadora de pistola

  • Desatornillador

  • Regla

  • Caballete

  • Sargentos


¿Cómo hacerlo?


Paso 1: Cortá las muescas


Si tus troncos son más largos de lo que necesitas, cortalos a la longitud deseada. Utilizamos 150 cm de longitud para crear el cajón de madera. Medí, marcá y cortá el exceso de madera, cortando en línea recta. A continuación, podés redondear los bordes con la motosierra para evitar que las personas queden atrapadas en las esquinas.



Paso 2: Cortá las muescas


Este arenero artesanal está inspirado en una cabaña de troncos, por lo que debés cortar muescas para que los troncos redondos puedan apilarse cómodamente uno encima de otro formando una pared. Comenzá realizando marcas aproximadamente a 10 cm del extremo; en ese punto, medí y marcá a lo largo de la mitad del ancho de la madera; nuestra madera tiene un diámetro de 10 cm, por lo que la marca es de 5 cm. Es muy importante que las muescas estén a la misma altura en ambos extremos del tronco, así que cogé un listón de madera y usalo para trazar una línea recta de un extremo del tronco de madera al otro.

El siguiente paso es crear una plantilla de papel que te ayude a crear muescas uniformes. Esta plantilla establece la forma que necesitás cortar para poder colocar un segundo tronco en la muesca, en ángulo recto con respecto al primero, formando la esquina del cajón de arena. Doblá la plantilla por el centro y alineá el borde doblado con la línea intermedia que ya has marcado en el tronco para asegurarte de que las muescas están a la misma altura en ambos extremos.

Las muescas son la clave para la estructura y estabilidad de tu arenero, así que tené cuidado al usar la motosierra para cortar la forma marcada. Cortá verticalmente varias veces por la zona marcada y, a continuación, extraé los trozos de madera con un martillo. Alisá con cuidado la muesca con la motosierra; repetí estos pasos para los dos extremos de los otros 11 troncos (mantené 1 intacto).

Paso 3: Dividí el tronco de la parte inferior por la mitad


Para que tu arenero esté nivelado con respecto al suelo, el tronco inferior debe dividirse longitudinalmente. Utilizá el tronco que no tenga muescas y fíjalo para que no se mueva con la ayuda de sargentos de apriete. Utiliza un listón largo para trazar una línea recta de un extremo del tronco al otro. Utilizá la motosierra para cortar el tronco por la mitad a lo largo de la marca.



Paso 4: Montá el cajón de arena

Ya podés montar tu cajón de arena artesanal. Primero colocá los cortados por la mitad en la ubicación preferida para formar paredes opuestas, a continuación colocá dos ranuras de madera redondas hacia abajo sobre estos troncos inferiores para formar las otras dos paredes de tu cajón de arena; deben encajar perfectamente sobre los troncos que conforman la base. Fijalos con tornillos para madera, y repetí el proceso hasta que hayas colocado todos los troncos.



Paso 5: Montá los asientos


A continuación, fijá los tableros de madera del asiento a las dos maderas superiores, utilizando tornillos para madera para atornillarlos en la posición adecuada.





Paso 6: Fijá el aislante geotextil


Mantené el contenido del arenero aislado del suelo utilizando un aislante geotextil impermeable al agua para evitar las malas hierbas. Esta capa base protege contra insectos y raíces que, de lo contrario, podrían penetrar en la arena desde abajo, además de ayudar a mantener limpia la arena.



Paso 7: Agregá la arena


¡Ya podés llenar de arena tu cajón tratado y estará listo para usar! La arena de juego es elección más segura para los niños.









Mantené la limpieza:


Todos sabemos que a los niños les encanta meterse las cosas en la boca, y que es probable que incluso degusten pasteles de arena. Por eso es importante tener en cuenta la limpieza y la higiene del arenero artesanal como en cualquier otra zona de juego. La suciedad, la lluvia y las hojas pueden entrar en la arena y propagar bacterias; los perros y los gatos también saben disfrutar de las montañas de arena, ya sea para jugar o hacer sus necesidades. Comprar o hacer una cubierta para tu cajón de arena puede evitar que la arena se ensucie demasiado rápido. Por razones de higiene, también recomendamos sustituir periódicamente la arena.


En resumen:

  • Es fundamental elegir una buena ubicación. Elegí un área semisombreada y seca que podás mantener vigilada. Si está en un lugar soleado, considerá la posibilidad de añadir una sombrilla a tu proyecto para proteger a los niños del sol directo.

  • Hazte con un poco de arena apta para jugar.

  • Cuanto más ancho y profundo sea el diseño de arenero, más espacio habrá para divertirse.