¡Hacelo vos mismo! Aprovechá las hojas de tu jardín con las sopladoras STIHL

Cada año, las personas se enfrentan al caos de las hojas caídas. Descubrí la mejor manera de recogerlas, y cómo pueden ser útiles en tu jardín.



¿Por qué debés recoger las hojas secas del jardín?


Las bonitas hojas caídas en el suelo son un peligro por riesgo de resbalones. Además, en el jardín, dejar una capa de hojas también puede ser perjudicial para algunas plantas.


Por el riesgo de resbalones, recoger las hojas es especialmente importante en aceras y entradas. Para mantener sano tu zacate, te recomendamos que retirés regularmente de la hierba las hojas.


Hojas debajo de árboles y arbustos


Las hojas que caen debajo de los árboles y arbustos son en realidad muy beneficiosas para el suelo, por lo que no tenés que recogerlas. Podés dejar que se forme una capa de hojas de hasta 15 cm de grosor, que se descompondrá para convertirse en un humus valioso y fértil. Del mismo modo, tener hojas en las hileras de hortalizas puede proteger la delicada tierra y regular el equilibrio de humedad durante las épocas de frío. Sin embargo, recordá que las plantas con brotes suaves, la hierba y las plantas perennes no toleran estar cubiertas por hojas.


Eliminá las hojas con un rastrillo


Un rastrillo es la forma más sencilla y asequible de recoger las hojas caídas. El trabajo se realiza rápidamente, pero no sin esfuerzo: dependiendo de la cantidad de hojas y el tamaño de tu jardín, podés llegar a verte sobrepasado y que tengás que plantearte buscar alguna otra ayuda.

Además, de tener que buscar un lugar idóneo dónde tirar ramas y hojas.



Recogé las hojas con un soplador de hojas STIHL


El soplador STIHL convierte un laborioso trabajo de rastrillado en un trabajo rápido y sencillo. Facilitan la tarea de recoger hojas secas o húmedas en el jardín o el patio y son relativamente silenciosos.



Los sopladores son una forma rápida y sencilla de despejar espacios al recoger grandes cantidades de hojas en montones ordenados. Estos potentes ayudantes tienen un diseño ergonómico y son ideales para terrenos más grandes.



Conocé la sopladora doméstica STIHL BG 50



Recogé las hojas con un soplador/aspirador/ triturador de hojas para jardín


Un soplador/aspirador/triturador para jardín es más cómodo de manejar y requiere menos esfuerzo que un rastrillo. También corta las hojas en trozos pequeños a medida que las recoge y las almacena en un saco. Se trata de una opción muy eficaz, tanto si querés desechar las hojas como si las querés utilizar más tarde, por ejemplo, como abono.


Soplador/aspirador & triturador SH 86


Eliminá las hojas rápida y eficazmente de los espacios exteriores y del jardín con el potente picador/aspirador & soplador de hojas STIHL SH 86. Los fuertes vientos pueden soplar hojas por todas partes, pero podés controlarlas en un abrir y cerrar de ojos con solo rastrillar, aspirar y triturar.


El picador/aspirador de hojas para jardín funciona como el aspirador doméstico, lo que facilita la recogida de hojas. La ventaja principal es que un picador/aspirador no solo recoge las hojas mientras limpia, sino que también las tritura gracias a un mecanismo de corte que incorpora en su interior. De este modo, se desmenuzan las hojas y residuos ligeros del jardín en el lugar mismo, algo realmente práctico.


Qué no debés hacer para desecharlas


En el bosque: no tirés hojas en el bosque bajo ninguna circunstancia, ya que esto podría alterar el delicado ecosistema del lugar. Ese tipo de eliminación se considera un vertido de residuos ilegal y puede ser objeto de procedimientos legales.


En la calle: dejar las hojas recogidas al lado de la carretera también es un vertido ilegal de residuos.


Quema: además de ser una molestia para los de alrededor, en muchos lugares no está permitido. Si las hojas están húmedas, quemarlas generará una gran cantidad de humo que puede ser peligroso. No recomendamos quemar las hojas después de haberlas recogido.



Usá las hojas recogidas


En algunos lugares no es necesario recoger, ya que las hojas caídas pueden ser beneficiosas para la naturaleza que las rodea y deben dejarse en algunas partes del jardín. Por ejemplo, podés utilizarlas para nutrir el suelo directamente, como mantillo que protege de las heladas o como hábitat para pequeñas criaturas. Si recogés las hojas de tus caminos y del zacate, también podés sacar partido de las ventajas que aportan estos residuos vegetales en cualquier otro lugar de tu jardín.



1. Usá las hojas como manto para proteger plantas


Las hojas pueden dejarse como mantillo en los jardines de flores y debajo de los arbustos para proporcionar en invierno una protección natural contra el frío a las plantas. Incluso podés dirigir las hojas a estas zonas mientras las estás recogiendo del césped. Si tenés rosas u otras plantas sensibles al frío, cubrí la base con una capa gruesa de hojas. A medida que las hojas se pudren con el tiempo, proporcionarán valiosos nutrientes al suelo.


2. Para nutrir tus hortalizas


También podés cubrir las hileras de hortalizas con hojas, aunque no deberías apilarlas en capas demasiado gruesas. Lo ideal sería ahuecar en primer lugar el suelo para poder introducir un poco las hojas. Con una ligera capa de tierra se acelerará el proceso de descomposición de las hojas, por lo que pueden nutrir el suelo de forma todavía más rápida.


3. Usalas como hábitat para animales pequeños


Podés adoptar un enfoque parcial a la hora de recoger las hojas, quitándolas del césped y manteniéndolas juntas en determinadas zonas del jardín. Los erizos y otros animales de jardín pequeños estarán encantados de ver grandes montones de hojas, ya que les proporcionan un refugio en el que hibernar. Y si los ves, sentite feliz, porque los erizos acaban con plagas como las de caracoles y ahuecan también la tierra.


4. Usalas como nutiente para el futuro


Si no tenés suficiente espacio para poner todas tus hojas en la pila de compost, comprá algunos sacos de yute para hojas donde ponerlas; si podés desmenuzarlas primero, ocuparán mucho menos espacio. Guardalas en un rincón discreto al descubierto y, después de aproximadamente un año, se habrán descompuesto para convertirse en un excelente nutriente del suelo.


5. Construí tu propio compostador


También podés crear un compostador o incluso reservar una esquina del terreno para que las hojas se conviertan en mantillo a mayor escala. La forma más sencilla es colocar cuatro postes de madera en el suelo y enrollar un poco de malla metálica alrededor de ellos. ¡Has creado un contenedor de hojas aireado que será genial para tu jardín!




En resumen

  • Recoger las hojas de los caminos es importante para evitar accidentes. Además, mantendrás tu zacate saludable y tu jardín tendrá un fantástico aspecto.

  • Podés utilizar un soplador/picador/aspirador, o un soplador.

  • Podés desechar pequeñas cantidades de hojas en un cubo para residuos de jardín, si disponés de uno.

  • Para cantidades mayores, informate sobre el servicio local de compostaje y eliminación de residuos.

  • Utilizá las hojas como compost, fertilizante o como hogar de invierno para la fauna pequeña.