top of page

¿Sabés qué es una cama caliente de jardín? Acá te contamos cómo hacerla y sacarle el mejor provecho.

¿Qué es una cama caliente?


La cama caliente es básicamente un invernadero en miniatura y utiliza el mismo principio que los grandes invernaderos: la radiación solar crea un microclima en el interior, porque los rayos solares de




¿Has decidido construir tu propia cama caliente para plantas? ¡Muy bien! Pero, antes de empezar con las instrucciones detalladas, aquí tienes un par de datos útiles con los que deberías familiarizarte previamente.



¿Qué ubicación es la adecuada?


Los lugares soleados son especialmente adecuados para colocar la cama caliente de tus plantas. La construcción del techo en ángulo determina la dirección en la que se coloca: el lado longitudinal más bajo debería orientarse hacia el sur para que la radiación solar sea captada de forma óptima. Según nuestras instrucciones, una cama para plantas se puede colocar en una pared de casa, de forma independiente en el jardín o como caja sobre una mesa de cultivo.



¿Cómo se prepara el suelo?


Una vez que hayás decidido el lugar, dibujá el contorno de tu lecho con una pala y cava la tierra hasta una profundidad de unos 40 centímetros. Lo ideal es poner unos 20 centímetros de estiércol de caballo en el hueco y luego otros 20 centímetros de compost mezclado con tierra de jardín. El estiércol de caballo actúa como un calentador de suelo, ya que desprende calor al descomponerse. Por cierto: deberías cambiar el estiércol de caballo una vez al año, ya que con el tiempo se descompone por completo. Si no disponés de estiércol, podés utilizar una mezcla de compost semimaduro, hojas y paja. Como alternativa, solo tienes que excavar 20 centímetros y rellenar el hueco con la mezcla de tierra de jardín y compost.



Consejo profesional STIHL: Si construís tú mismo una cama caliente para plantas, debés pensar en protegerla de los huéspedes no deseados. Para ello, prepará el suelo con un alambre de pajarera. A continuación, te explicamos cómo hacerlo exactamente con nuestras instrucciones. Gracias a este dispositivo de enrejado, los ratones y otros hambrientos habitantes del jardín se mantienen alejados de tu huerto y no mordisquean las plantas por debajo.



Preparación


La madera que vayás a utilizar para construir la cama caliente de tus plantas debe ser, en cualquier caso, resistente a la intemperie y no debe descomponerse rápidamente, aunque esté en contacto con el suelo. En este sentido, recomendamos madera de abetos. Esta cama caliente para plantas que te proponemos mide 150 x 70 cm y tiene una ventana de plancha alveolar (placa con una estructura sólida y a la vez liviana, excelente para coberturas y protección) doble fijada con bisagras en la parte superior.


¿Qué lámina es la adecuada?


Son adecuadas las láminas de PE resistentes a los rayos ultravioleta y a la rotura, disponibles como láminas para camas calientes para plantas o para invernaderos. Es importante que la lámina no se rasgue rápidamente y haya que sustituirla. Como alternativa a la lámina, también se pueden emplear las planchas alveolares dobles.


¿Qué cristal es el adecuado?


El cristal sí es adecuado para una cama caliente para plantas, pero las ventanas resultan pesadas, lo que hace que la ventilación sea más complicada. Por tanto, mejor que el cristal son las planchas alveolares dobles, los paneles de plexiglás o una lámina resistente a la rotura que sea translúcida.



Materiales y herramientas

Materiales:


Para la caja:

  • Tablas (10 x 1,8 cm para 12 m, preferiblemente 3 tablas de 4 m cada una, o 4 tablas de 3 m c/u.

  • Vigas de madera (3 x 3 cm para 1,2 m)

Para el marco de ventana:

  • Listones de techo (24 x 48 mm para unos 5 m)

  • Listones de modelado (4 x 1 cm para 510 mm)

  • Listones para sostener la ventana (aprox. 10 cm)

Para las ventanas:

  • Plancha doble alveolar (150 x 70 cm, 4,5 mm de grosor)

Herramienta de atornillado:

  • Tornillos para madera para las tablas laterales y el marco del techo (3,5 mm x 50 mm)

  • Tornillos para madera para listones de modelado y plancha doble alveolar (2,5 x 20 mm)

Herrajes y otros:

  • 3 bisagras de acero inoxidable, 30 x 40 cm

  • 4 escuadras de tornillo

  • 2 cadenas de bolas

  • 1 asa

  • 2 cáncamos de enganche


Herramientas:





Instrucciones



1. Cortá los tablones


Para construir una cama caliente para el jardín de 150 x 70 centímetros, debés cortar primero los tablones para la caja. Para ello, es ideal una minisierra, como la STIHL GTA 26 de batería. Cortá los tablones de 10 cm de ancho en un total de 10 piezas: corta 5 de ellos a 150 centímetros y los otros 5 a 70 centímetros. Más adelante utilizarás los tableros largos para la parte delantera y trasera, y los cortos para los laterales.



2. Cortá un tablón en forma de triángulo


Ahora tomá uno de los tablones más cortos (70 cm de largo) y trazá una línea longitudinal desde la esquina superior derecha del tablón hasta la esquina inferior izquierda. A continuación, separá el tablón a lo largo de la línea. Ahora tenés dos piezas laterales triangulares que definen el ángulo de la superficie de apoyo de la ventana.



3. Cortá vigas de madera


A continuación, cortá las vigas de madera. Cortá 2 vigas de madera a 25 centímetros de longitud y otras 2 vigas a 35 centímetros de longitud.








4. Acomodá las vigas de madera


Ahora, colocá una de las vigas más cortas en ambos extremos de un tablón delantero. Colocá otro tablón delantero justo encima (y a ras). Asegurate de que las vigas sobresalgan unos 5 centímetros en la parte inferior (esta será la parte inferior de la cama). A continuación, tomá los dos tablones más largos y colócalos en los extremos de una tabla trasera. A continuación, fijá otros dos tablones traseros directamente encima (y a ras). Así ya tenés la parte delantera y trasera de la cama caliente.



5. Montá los laterales


Para los laterales, fijá los tablones más cortos de 10 x 1,8 cm en las vigas (atornilladas con los tablones más largos). Para ello, montá dos tablones a la misma altura que los paneles frontales y rematá con el tablón cortado en forma de triángulo en la parte superior. El lado corto de este tablón debe atornillarse desde arriba con los tablones de los laterales (no olvidés taladrar previamente los agujeros).



6. Colocá alambre de pajarera


En este momento, tal y como se ha descrito más arriba, colocá una rejilla de alambre de pajarera en los tablones inferiores del marco sobre toda la base de la cama para plantas. La rejilla no debe pasar horizontalmente entre las tablas, sino que debe colgar unos 10 o 15 cm por debajo de la cama para plantas. Para ello, cortá el trozo rectangular del alambre de 10 cm de ancho en los bordes y luego ajústalo para que se hunda hacia el centro (¡tené cuidado, usá guantes!). Ya está listo. Queda encargarse de la parte superior, ya que tu cama caliente para plantas tendrá una ventana hecha de una plancha doble alveolar, es decir, una lámina de plástico robusta, translúcida y resistente a la intemperie.



7. Montá el marco de soporte de la ventana


Para el marco de la ventana, montá primero un marco de apoyo de los listones de techo. Cortá los listones en 2 secciones de 150 cm y 2 secciones de 70 cm. A continuación, atornillá los cuatro tablones con los tornillos más cortos y con ayuda de los ángulos. Colocá encima la plancha doble alveolar.



8. Asegurá el marco de la ventana


Para finalizar el marco de la ventana, cortá ahora los listones de modelado. Necesitás 2 listones de 150 cm de largo y 4 de 70 cm de largo. A continuación, colocá primero las piezas de 1 x 150 cm y 2 x 70 cm de largo de estos listones en los 3 bordes de la plancha doble alveolar. Fijá los listones desde arriba con la plancha doble alveolar y los listones de techo inferiores del marco de apoyo con los tornillos 2,5 x 20 mm. Asegurate de que estos 3 listones sobresalgan al menos un ancho de listón por encima de la plancha doble alveolar cuando los fijes. Debajo, atornillá los 3 listones restantes como apoyo adicional desde arriba. Atención: Los listones solo se instalan en la parte trasera y en los laterales de la ventana. Esto permite que el agua de lluvia drene.



9. Montá el mecanismo de plegado


Para el mecanismo de plegado, colocá las 3 bisagras en la ventana y en la parte superior de la caja. Fijá la manilla para abrirla en el lado opuesto del marco de la ventana y montá los ganchos metálicos con las argollas de enganche para cerrar la ventana de forma segura. A continuación, debés colocar las cadenas de bolas para asegurar la ventana cuando esté abierta. Podés preparar una viga de 10 cm de largo con la que podrás apoyar la ventana cuando esté abierta.



¡Conseguido! Tu cama caliente para plantas está lista y solo tenés que colocarla y llenarla.


Por último, pero no por ello menos importante, colocala en un sitio, que haya sido preparado con estiércol, compost y tierra de jardín. A continuación, rellená la cama para plantas con tierra vegetal desde arriba y asegurate de que la rejilla de alambre de pajarera, previamente grapada, quede bien cubierta con al menos 20 cm de tierra por todas partes.


¡Eso es! Ahora tu cama caliente para plantas ya está lista. Soleada y de fácil acceso, aquí pueden florecer pronto las lechugas, las hortalizas y las plantas de precultivo.





Comentários


bottom of page