top of page

Reciclá tu arbolito de navidad, ¡te contamos cómo hacerlo!

Cuanto finaliza la temporada navideña, muchas personas no saben qué hacer con su arbolito de navidad seco y ésto se convierte en un problema, ya que debemos deshacernos rápidamente de él, acá te damos tips para que este año si lo aprovechés.



Si compraste un árbol de ciprés natural no pensés que su final será la basura, la acera o llevarlo a un centro de acopio, hay otras cosas que se podés hacer con él.



Si tu árbol es de maceta y tenés un jardín, tenés la oportunidad de replantarlo o bien reubicarlo en un lugar adecuado. De esta forma, podrá servir como una casa para aves y otros animales, además de proporcionar aire puro y sombra.


Añadí un poco de abono a la tierra y observá cómo crece.


El siguiente año podés iluminarlo en tu jardín sin necesidad de cortarlo, le dará a tu patio un "toque mágico".






Un árbol de navidad puede usarse como compost para tu jardín, así depositarlo al pie de plantas para conservar el frescor y frenar o atrasar la aparición de malas hierbas.


Si tenés chimenea, podés optar por dejar secar las ramas por más tiempo y utilizarlas como leña. También se puede utilizar para prender una fogata o bien para hacer una deliciosa parrillada.









Podés quitar las hojas y dejarlas un tiempo más para que perfume tu espacio. Algunas hojas todavía tardan en secarse por completo y emanan un delicioso aroma a ciprés.


Los árboles también se utilizan para hacer barreras efectivas contra la erosión del suelo, especialmente para la estabilización de lagos y ríos.








Muchas personas lo dejan secar y lo decoran con pinturas para reutilizarlo para la siguiente temporada navideña. Algo así como si fuera un árbol artificial.


Algunas personas utilizan las ramas para hacer manualidades para la decoración de la casa o para hacer otros adornos navideños.


En internet hay tutoriales para hacer manualidades con las ramas de los árboles. Vale la pena que les echés un vistazo.






De igual forma sirven como comederos de peces, al hundirlos en el agua son un excelente refugio, área de reproducción y de alimentación para peces de diferentes especies.


El peso del árbol actúa como un ancla, y a medida que pasa el tiempo, las algas comienzan a formarse en el árbol, alimentando a los peces y protegiéndolos de los depredadores.









También podés quemar la madera de tu árbol, las cenizas las podés esparcir en tu jardín. La ceniza de madera contiene potasio y cal (entre otros nutrientes), que ayudan a las plantas a crecer.












¡Así que ya sabés, este año aprovechá tu arbolito, ponete creativo y ayudemos juntos al medio ambiente!





Comentários


bottom of page