Mantenimiento adecuado para tu hidrolavadora STIHL

¿Estás por adquirir una Hidrolavadora STIHL o ya tenés una? Acá te enseñamos lo que tenés que saber para realizar un buen mantenimiento y almacenaje de tu hidrolavadora STIHL para que te dure mucho más.



Mantenimiento y almacenaje regular


Para una larga vida útil de la máquina es importante un mantenimiento adecuado de la misma. Antes y después de cada trabajo, solo son necesarios algunos pasos sencillos. De este modo, te asegurás de que esté siempre en perfecto estado. Esto se lleva a cabo rápidamente, ya que el mantenimiento periódico de las hidrolavadoras consiste principalmente en la comprobación y, si es necesario, la limpieza de los componentes individuales.





Limpiá el filtro de entrada de agua


Comprobá periódicamente si hay suciedad en el filtro del agua. Para ello, desatornillá la boquilla de la toma de agua y desconectá el filtro de la toma de agua. Limpiá el filtro colocándolo debajo del chorro de agua y volvé a colocarlo. A continuación, enroscá de nuevo la boquilla manualmente.



Te recomendamos utilizar un filtro de agua para proteger la bomba de la suciedad del agua que entra de la toma y así prolongar la vida útil de tu hidrolavadora. Para mantener la hidrolavadora en buen estado, limpiá el filtro de agua regularmente. Para ello, desmontá el filtro y límpialo con agua corriente. Después lubrica las juntas con grasa para válvulas y volvé a montarlo.


Preparala para guardarla


Para evitar que se dañe, es recomendable vaciarla por completo inmediatamente después del último uso. Para ello, seguí estos sencillos pasos:







• Para vaciarla inmediatamente después de su uso, apagá la máquina, desenchufala de la red eléctrica y cerrá el tubo de agua.


• A continuación, con la hidrolavadora apagada, accioná la pistola de alta presión. De este modo, el sistema se vacía y la presión residual sale de la manguera de alta presión.


• En segundo lugar, retirá la manguera de riego de la hidrolavadora y, en función del modelo, también de la manguera de alta presión.


• A continuación, enchufá la máquina a la red eléctrica y encendela durante unos tres segundos. La cantidad residual de agua saldrá de la conexión de la manguera o la manguera de alta presión.


• A continuación, vaciá también la bomba.


Un trabajo mas fácil con las Hidrolavadoras STIHL RE 90 y RE 110



Características


• Hidrolavadoras de alta presión ligeras y cómodas.

• Para la limpieza de la casa y el jardín.

• Posición de aparcamiento para estacionar la lanza en la unidad durante las pausas de trabajo.

• Almacenamiento de accesorios directamente en la máquina.

• Acoplamiento rápido para facilitar la conexión de la manguera de alta presión y la pistola.



Las hidrolavadoras de alta presión STIHL RE 90 & RE110 son herramientas de limpieza ligeras y cómodas para trabajos de limpieza en la casa y en el jardín. Su robusta bomba de alta presión con cabezal de aluminio proporciona una presión máxima de 1450 PSI. Los acoplamientos rápidos de la pistola de alta presión y del aparato permiten una conexión rápida y sencilla con la manguera de alta presión de 6 o 7 metros de longitud respectivamente. Con la elección de dos boquillas estándar, puede ajustar el chorro de agua para adaptarlo a la tarea de limpieza. Para limpiar eficazmente diferentes superficies, podés utilizar la boquilla de chorro plano ajustable. La boquilla rotativa, por otro lado, produce un chorro puntual potente para la suciedad difícil en superficies insensibles. Para la suciedad pesada, también podés conectar simplemente el juego de pulverización suministrado para el agente de limpieza al tubo de chorro.



Video Informativo: Limpiá tus tuberías con las hidrolavadoras STIHL



Detectá la suciedad y limpiá los componentes antes de almacenarlos. Y si observás daños, ponete en contacto con tu agencia autorizada STIHL mas cercana. Así, tu hidrolavadora está en las mejores manos para todas las cuestiones que van más allá de su mantenimiento periódico.



En resumen:


• Es necesario realizar cierto mantenimiento periódico de la máquina después de su uso.

• Limpiá las obstrucciones de la boquilla con la aguja incluida en la máquina.

• Limpiá y cambiá el filtro de agua cuando sea necesario.

• Vaciá la hidrolimpiadora de agua antes de guardarla.

• El lugar de almacenaje debe estar protegido y seco, como por ejemplo garajes.