top of page

¡Las abejas y el medio ambiente te agradecerán por tener estas flores!



Si preferís el pollo en lugar de pescado, o los jugos a una gaseosa, no sos el único, las abejas también tienen su comida favorita, o en este caso sus flores favoritas a la hora de alimentarse, que es la manera en la que este ser se recarga de energía para polinizar, la cual es una de sus principales funciones y actividades.


Las abejas desempeñan un papel fundamental en nuestro ecosistema, pues son polinizadoras clave de muchas especies de plantas y es una actividad fundamental para nuestra alimentación. Sin ellas, muchos alimentos como manzanas, peras, cerezas, almendras, café, chocolate y otros estarían en peligro de desaparecer de nuestra mesa. Las abejas nos brindan no solo miel, sino también la garantía de una alimentación variada y equilibrada.

Dependemos de estos pequeños insectos, junto con otros polinizadores, para asegurar la producción de frutas, verduras o incluso la comida para el ganado, materiales como el lino y el algodón de nuestra ropa, así como algunos medicamentos y biocombustibles, están vinculados a su actividad polinizadora.



A pesar de esto, lastimosamente las poblaciones de abejas han disminuido en los últimos años, debido a diversas amenazas, como el uso de pesticidas, la pérdida del hábitat y la falta de recursos alimenticios. Es por eso que en este blog queremos explorar algunas flores que pueden ayudar a salvar la vida de las abejas y de paso de todos esos insectos que también llegarán a tu jardín para polinizar.



Antes de explorar las especies, es muy importante saber que los jardines o terrazas pueden desempeñar un papel importante, aunque a pequeña escala, al proporcionar alimento para los insectos útiles en entornos urbanos donde escasean. Contribuir a su bienestar es tan simple como:


• Cultivar plantas de flores simples y ricas en néctar, cuantas más variedades mejor.



• Permitirles que estén en tus espacios libremente y, en caso de que se acerquen demasiado, evita atacarlas o incluso matarlas.



• Colocar platitos con agua y un poco de azúcar para que puedan posarse y beber sin ahogarse.


• Utilizar productos que sean amigables con las abejas para combatir plagas, preferiblemente al atardecer cuando las abejas ya no están activas.



Estos simples gestos pueden marcar la diferencia y brindar un entorno favorable para las abejas en áreas urbanas, donde encontrar alimento es más difícil para ellas.


Ahora sí, te presentamos 5 especies de flores con las que podés atraer insectos polinizadores como las abejas:


La lavanda, reconocida tanto por su fragancia relajante como por su capacidad para atraer abejas, brinda a estos polinizadores un festín con sus flores ricas en néctar. Al plantar lavanda en tu jardín o en macetas, proporcionarás a las abejas una fuente confiable de alimento, contribuyendo así a su supervivencia.





La caléndula, una hermosa flor anual, ofrece una abundante cantidad de polen y néctar a las abejas. Además de ser atractiva para estos insectos beneficiosos, la caléndula también actúa como repelente de plagas no deseadas en el jardín, convirtiéndose en una opción doblemente beneficiosa.






Los girasoles, con su néctar abundante y polen rico en proteínas, atraen a las abejas con su impresionante belleza, y adicional a esto, son fáciles de cultivar y añaden un toque brillante y alegre a cualquier paisaje.







La borraja, una planta herbácea con flores azules o moradas vibrantes, atrae a una amplia variedad de polinizadores, incluyendo abejas. Sus flores, ricas en néctar y polen, son especialmente beneficiosas para las abejas domésticas.





La equinácea, conocida por sus propiedades medicinales, también es valiosa para las abejas. Sus flores grandes y coloridas proporcionan una fuente abundante de néctar y polen, convirtiéndola en una excelente opción para atraer y alimentar a las abejas.






Plantar flores atractivas para las abejas es una forma sencilla y efectiva de preservar estas vitales polinizadoras. Al proporcionarles un suministro constante de alimento y refugio, contribuimos al equilibrio ecológico y aseguramos la reproducción de muchas especies vegetales. Además de las flores mencionadas, hay muchas otras opciones que se pueden explorar y adaptar según la ubicación y las preferencias individuales. Recordá que cada pequeño gesto cuenta para proteger nuestro entorno y las especies que dependen de él.


コメント


bottom of page