¡Hacelo vos mismo! Cómo cortar los setos de tu jardín

Descubrí aquí cómo cortar tus setos y qué particularidades hay que tener en cuenta al trabajar con una especie como la tuya, para conseguir así una forma atractiva.



Hermosas paredes verdes


No es de extrañar que los setos sean tan populares en nuestros jardines: nos sirven para conseguir intimidad, pero también forman una hermosa pared verde, por lo que son muy funcionales en cualquier espacio al aire libre. Sin embargo, un seto necesita atención, corte y mantenimiento regulares para convertirse en un elemento con una forma fuerte y densa que mantenga un gran aspecto durante muchos años. Merece la pena saber exactamente cuándo y cómo podar tus setos para obtener los mejores resultados.



Frecuencia con la que se debés recortar tu seto


Como norma general, debés recortar el seto unas dos veces al año. Esto aplica para plantas de crecimiento especialmente rápido, o incluso si solo querés un seto de aspecto limpio.


En verano, si empezás a notar un poco de crecimiento desordenado de las hojas, podés volver a sacar el cortasetos para mantener su forma. El crecimiento reciente puede recortarse en dos tercios para eliminar brotes innecesarios.


Es un buen momento para recortar setos cuando han crecido en exceso y necesitan volver a modelarse o un rejuvenecimiento drástico. Si tenés un seto demasiado grande, es aconsejable podarlo solo por un lado al principio, para que las plantas se recuperen un poco, antes de recortar la otra cara.


Técnicas para el mantenimiento de tu seto


Mantener el seto bien recortado favorece el crecimiento y proporciona un aspecto denso y saludable. Estos consejos te ayudarán a evitar zonas con calvas y setos de forma irregular.


Consejo 1 No recortés el seto si hace demasiado calor o demasiado sol. Si las hojas del interior del seto se exponen repentinamente a la luz solar brillante, su tejido dérmico sensible podría quemarse.

Consejo 2

Los días nublados y encapotados son ideales para recortar setos, especialmente en verano.

Consejo 3

Si las temperaturas son muy bajas, es demasiado pronto para el recorte de setos. Los cortes que hagás tardarán mucho tiempo en curarse, y el frío afectará especialmente a las ramas finas, haciéndolas quebradizas y débiles.


Cómo recortar tus setos


Recortá dos tercios de los brotes de crecimiento nuevo solo por las ramas laterales. Dejá que crezcan los tallos principales hasta que el seto alcance la altura deseada. La única forma de rejuvenecer un seto irregular, desigual o deformado es con un recorte radical y, a continuación, dándole una nueva forma. Sin embargo, debés tener cuidado con las plantas como el ciprés en este caso, ya que no volverán a brotar si cortás hasta el tronco.



Rellená los huecos


La solución para mejorar la apariencia de plenitud de un seto suele ser sencilla: mucha luz. Los huecos pequeños se cerrarán rápidamente si tienen suficiente luz, así que basta con retirar algunas ramas circundantes u otro tallo que haga sombra al hueco. Para ampliar el espacio, fijá una caña de bambú u otro soporte a través del hueco y atá en su interior una rama cercana. El tallo guiado seguirá la caña y crecerá siguiendo el lugar marcado.


Tiempo ideal para usar tu máquina cortasetos


No recortés el seto cuando haga demasiado calor o demasiado sol, ya que existe el riesgo de que las superficies recién cortadas se sequen y mueran. Lo mismo se aplica si hace demasiado frío, por lo que si cuando llega el invierno, no recortés el seto: los cortes tardarán mucho tiempo en curarse y el frío debilitará las ramas más finas.


Tus grandes aliados, ¡los cortasetos STIHL!


Nuestros cortasetos se han creado pensando en el uso profesional, por lo que se han diseñado y fabricado para que proporcionen un rendimiento eficaz continuo prolongado. No obstante, si hacés un uso doméstico del cortasetos, también obtendrás las mismas ventajas al recortar los setos de tu propio jardín. Nuestras máquinas demuestran todo su potencial cuando se utilizan para cortar setos a la altura de la cadera y del pecho, ya que su fácil manejo te permite trabajar de forma muy precisa e incluso crear complejas formas de topiaria (formas artísticas) con tu recorte.



Conocé el cortasetos de gasolina STIHL HS 45



Conocé el minicortasetos de batería STIHL HSA 26



Conocé el cortasetos de batería STIHL HSA 45


EN RESUMEN


• El recorte de setos demasiado grandes se realiza idealmente, poco antes de que comiencen a brotar nuevos tallos.

• En el caso de los setos florales, el recorte solo debe realizarse después de que hayan terminado de florecer.

• Si planeas un recorte ligero en verano, asegurate de que no haya nidos de aves ni otras criaturas reproductoras en el seto.

• El mejor tiempo para recortar setos no es ni demasiado caluroso ni helado, ni tampoco con luz solar directa.

• Cortá dos tercios de los tallos nuevos.

• La tuya debe podarse de una a tres veces al año. Evitá realizar un recorte en época muy fría, con luz solar intensa o cuando el seto esté mojado. Por regla general, la tuya no tolera cortes radicales.

• Utilizá un cortasetos de altura para setos muy altos. • Creá topiarios a partir de arbustos y setos a partir de marcos caseros.


¡Proyecto terminado! Ahora disfrutá junto a tu familia de la privacidad y belleza que brindan los setos a tu jardín!